La primera fábrica de cerámica del mundo alimentada por hidrógeno verde nace en Italia de la mano de Iris Ceramica Group

Iris Ceramica Group y Snam han firmado un memorando de entendimiento para un proyecto industrial relacionado con el estudio y desarrollo de la primera fábrica de cerámica del mundo alimentada con hidrógeno verde. La nueva fábrica de Iris Ceramica Group se establecerá en Castellarano, en la provincia de Reggio Emilia, y, a finales del próximo año, estará equipada con tecnologías nativas que permitan el uso de hidrógeno verde.

Este proyecto fue anunciado el miércoles 29 de septiembre en la conferencia internacional “The H2 Road to Net Zero”, organizada por Bloomberg en colaboración con Snam e IRENA en Milán, durante las sesiones de trabajo previas a la COP 26 donde Federica Minozzi, CEO de Iris Ceramica Group , ha asistido como ponente en la sesión dedicada al uso del hidrógeno dentro de la transición energética. “El hidrógeno verde –afirmó Marco Alverà, director general de Snam– es el vector energético ideal para descarbonizar una industria intensiva en energía como la cerámica, un sector en el que nuestro país cuenta con empresas de excelencia a nivel internacional, como Iris Ceramica Group. Esta alianza, junto con otras iniciativas que estamos adelantando en otros sectores como el siderúrgico, el vidrio y el ferroviario, es un primer paso hacia la producción de la cerámica del futuro con cero emisiones de CO2. Snam, a través de su infraestructura y tecnologías, tiene como objetivo desarrollar una cadena de suministro de hidrógeno nacional para facilitar el logro de los objetivos climáticos nacionales y europeos y, al mismo tiempo, garantizar la competitividad de nuestra industria”.

Iris Ceramica Group marca una vez más la dirección del Distrito de la Cerámica a través de su asociación con Snam. Fue a través de la cooperación entre las dos empresas, por iniciativa de Iris Ceramica, que en la década de 1960 Snam trajo la red de gas natural a Sassuolo, con una infraestructura de suministro de energía que se volvió beneficiosa para todo el sector manufacturero, al facilitar el desarrollo industrial colectivo de lo que se convertiría en uno de los distritos industriales más importantes del mundo.
“Nuestro Grupo siempre ha sido impulsado por un fuerte espíritu innovador y una atención constante hacia la sostenibilidad ambiental, actuando a menudo como pionero en el sector cerámico, un sector industrial de alto consumo de energía para el tipo de procesos productivos caracterizados por producciones intensivas en energía. Dentro de este escenario fabril, nuestras acciones siempre se han distinguido por la adopción de la ecuación Economía=Ecología, acuñada en la década de 1960 por mi padre Romano Minozzi, Presidente y Fundador del Grupo, para indicar el camino que seguiríamos con miras a sostenibilidad ambiental” – comentó Federica Minozzi, CEO de Iris Ceramica Group – “Estamos orgullosos de decir que esta ecuación se convirtió en práctica a lo largo de los años y el desarrollo a fines del próximo año de la primera fábrica de cerámica en el mundo, concebida genéticamente y diseñado para funcionar con hidrógeno verde es una clara demostración. Este programa industrial es el último de una serie de proyectos de innovación sostenible creados en 60 años de actividad empresarial”.

La solución desarrollada por Iris Ceramica Group con el apoyo de Snam permitirá a la fábrica de Castellarano diseñar y producir superficies cerámicas mediante una mezcla de hidrógeno verde, producido a partir de energía solar y gas natural. En la azotea del edificio se instalará una planta fotovoltaica (con una potencia de 2,5 MW) y se combinará con un electrolizador y un sistema de almacenamiento del hidrógeno renovable producido in situ.
El uso de una mezcla de hidrógeno verde y gas natural, en lugar de gas solo, permitirá reducir las emisiones de CO2 y abrirá el camino, a largo plazo, al uso exclusivo de energías renovables para la producción cero emisiones, siendo una planta diseñada para ser 100% propulsada por hidrógeno.

Con este proyecto industrial, Iris Ceramica Group y Snam confirman su compromiso de impulsar la transición energética, creando un ejemplo virtuoso para todo el Distrito Cerámico. La introducción del hidrógeno verde en los procesos productivos representa una contribución concreta para alcanzar el objetivo europeo de neutralidad en carbono para 2050. Este acuerdo, en su caso, estará sujeto a acuerdos vinculantes posteriores que las partes definirán en cumplimiento de la legislación aplicable y los perfiles normativos. En el marco de la operación, Intesa Sanpaolo actuará como asesor de Iris Ceramica Group para evaluar el mejor acceso de este último a los fondos y contribuciones europeos para la innovación.